- Un patrón tiene un diploma certificado (Capitán 200 o Yacht-Master, por ejemplo). Puede ser compensado por su actividad.
- Una persona acompañante no puede ser compensada por su actividad. Por lo general, es el propietario del bote quien desea permanecer a bordo como pasajero (sin tocar los controles del bote ni siquiera para maniobras). El invitado siempre debe ser el capitán del barco que está alquilando.