¡Si! Cada anfitrión está obligado a tener su vehículo asegurado.