Le recomendamos que le envíe un correo electrónico o que lo llame.

Los anfitriones suelen hacer otras reservas y, por lo tanto, no siempre responden al instante.

Si el propietario no se presenta el día de la reserva, deberá crear una disputa desde la página de reserva.