Para embarcaciones a motor, a menos que se indique lo contrario en el anuncio, se requiere una licencia de embarcación.

Para alquilar un velero en Francia, no se requiere un permiso.

Sin embargo, a veces lo solicitan algunas empresas de alquiler profesionales por razones de seguro.

Para alquilar un barco en el extranjero, se requiere una licencia.