Sí, usted y los invitados deben completar y firmar un contrato de alquiler. Recibirá una plantilla precargada, por correo electrónico, tan pronto como se haya validado el pago del invitado.

Usted es libre de adaptar, modificar o usar cualquier otro documento contractual regular de su elección.