El barco se debe alquilar estrictamente para fines de ocio. Se excluye cualquier participación en regatas, competiciones o pruebas preparatorias.