Algunos proveedores de alquiler ofrecen la posibilidad de cruzar las fronteras internacionales con su coche de alquiler, mientras que otros no. La mejor manera de averiguarlo es verificar las condiciones de alquiler de cada automóvil específico.