Debe tener un equipo de seguridad adaptado a la categoría de navegación de su embarcación, en particular el número de chalecos salvavidas correspondientes a la capacidad de la embarcación.