Si no puede regresar a la hora de entrega acordada, lo primero que debe hacer es informar al anfitrión. Es posible que el anfitrión aplique un recargo por retraso en función de su retraso.