Si tiene un accidente, siempre debe llamar primero a las autoridades locales y luego debe comunicarse con el anfitrión.