Al alquilar un automóvil, debe verificar que el vehículo esté en el mismo estado que se describe en el sitio web. Verifique otros daños que no se incluyeron en la descripción e infórmele al anfitrión sobre ellos.