Si elige alquilar un barco sin guía y / o patrón, usted y sus pasajeros serán las únicas personas permitidas a bordo.

Por otro lado, si alquila un bote con guía, significa que el propietario estará a bordo como pasajero, pero usted será el capitán.

Si alquila una lancha motora, necesitará una licencia, si se trata de un velero, será esencial tener algunos conocimientos de navegación.

Un alquiler con patrón le permite abordar un bote con un profesional y no necesita ningún conocimiento o licencia previa. Déjate guiar.