Es preferible que esté presente para explicar a los invitados la operación, los ajustes y las particularidades de la embarcación.

Además, también puede compartir con él su conocimiento de la región y los bonitos rincones de la zona de navegación.

Nota: Recomendamos encarecidamente (si tiene la posibilidad) encontrarse con el arrendatario antes de la hora programada y ayudarlo a tomar el bote en la mano.