Sí, tendrá que pagar las carreteras de peaje como lo haría si condujera su propio automóvil.

Es una buena idea familiarizarse con el sistema de peaje y el método habitual de pago en el país donde viajará. No todos los países ofrecen la posibilidad de pagar las autopistas en efectivo en las casetas a lo largo de la carretera; algunos requieren un transpondedor electrónico.